septiembre 28, 2022
retrato de Hans Khevenhüller de Aichelberg

Retrato de Hans Khevenhüller

Posible retrato de Hans Khevenhüller de Aichelberg, h.1575.

Conde de Franquenburg(1593), barón de Landtscroom y Werenberg, caballerizo mayor y general feudatario de Carintia, caballero del Toisón de Oro(1587) y del consejo de Estado del emperador,[…]fue embajador permanente del Sacro Imperio ante
la corte de Madrid de 1572 a 1606.

Mentón alargado y barbilla apuntada, cubierto por una barba castaña -rojiza, bigote en punta hacia arriba. Nariz romana, cejas no muy pobladas. Ojos almendrados, marrones, patas de gallo levemente marcadas.
Orejas anatómicamente correctas, con buena solución de la rama de la antihelix, lo que descarta que ciertos grabados posteriores, en los que no aparece la forma de Y, hayan podido ser su fuente de inspiración. Esto abre la posibilidad de que estemos ante un retrato tomado directamente del natural, si bien la solución de la oreja es semejante a un retrato más tardío, obra de Pantoja de la Cruz.
El rostro del personaje es muy semejante al conservado en El Escorial, ya que tiene los mismos rasgos anatómicos.
La gola(o lechuguilla)en su fase inicial, con randas en el borde, al igual que el puño, traje negro, botonadura central, capa negra y mangas acuchilladas, pueden situar la vestimenta en torno a 1575, con la gorra de estilo alemán, que carece de joyas como plumas o cintillos, tal como se ve en los grabados, pero no así en las pinturas de Pantoja y la conservada en El Escorial.
El retrato, de gran sobriedad, tampoco muestra el Toisón (o Tusón), que le sería concedido a este personaje en 1587 tras permanecer muchos años en España, pues fue embajador permanente del Sacro Imperio en la corte de Madrid de 1572 a 1606. (ver: Kamen (1997), p. 233. )

Retrato de Hans Khevenhüller de Aichelber (Spittal, Carintia, 1538-
Madrid, 1606) y su Casa de Arganda. Acuarela sobre papel, Museo Castillo Hochosterwitz (Carintia), colección Khevenhüller-Metsch
h.1594. Conservado en el Real Monasterio del Escorial.
VER: Jesús Antonio de la Torre, La Casa del Rey. Cuatro siglos de historia, p.99-196.

Juan Pantoja de la Cruz, Hans Khevenhüller con el Toisón de Oro, Museo Castillo
Hochosterwitz (Carintia), colección Khevenhüller-Metsch.

Johann Friedrich Rosbach, Leipzig, Alemania en 1721 y 1722.

Grabado de Hans Khevenhüller
Grabado de Hans Khevenhüller
Compartir:

Benito Rodriguez Arbeteta

Doctor en Historia, Historia del Arte y Territorio; Máster en Métodos y Técnicas Avanzadas de Investigación Histórica, Artística y Geográfica, UNED; Licenciado en Historia del Arte y Estética por la UAM. Temas de investigación: Además de la expatriación de Arte, se centra en la imagen de la Monarquía Hispánica, en especial sus rituales, y sus monumentos fúnebres. La iconología y la emblemática, lo que implica establecer la relación existente entre la obra de arte y el espectador, a través del estudio de la visión.

Ver todas las entradas de Benito Rodriguez Arbeteta →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.