septiembre 19, 2021
La cuadra de San Isidro

LA CUADRA DE SAN ISIDRO

LA CUADRA DE SAN ISIDRO Conoce la historia de esta capilla, declarada Sitio Histórico de Madrid y a quienes lo hicieron posible.

Su historia. La familia Vargas López de Zárate en el siglo XVII

El día 15 de Mayo, como todos los años, los madrileños tienen la posibilidad de visitar uno de los lugares más curiosos y desconocidos de Madrid, abierto al público únicamente para la festividad: la llamada «Capilla de la Cuadra de San Isidro», declarada en el año 2000 Bien de Interés Cultural por la Comunidad de Madrid, con la categoría de Sitio Histórico, por su vinculación a la historia y tradiciones de la capital.

La Capilla fue erigida en el siglo XVII por el mayorazgo de la familia Vargas y descendiente de quien fuera el amo o patrón de San Isidro, Don Diego de Vargas Zapata Luján Ponce de León, primer marqués de La Nava de Bárcinas ,Gobernador y Gapitán general de Nuevo México, hoy Estados Unidos (1650- 1704), donde libró con éxito continual batallas contra los indios sublevados.

A su muerte, pasó el mayorazgo a su hija Isabel María, casada con Don Ignacio López de Zárate y Álvarez de Medina (1646-1698) hermano y sucesor a su vez de Don Juan Antonio López de Zárate, primer marqués de Villanueva de la Sagra, Caballero de Santiago y Secretario del Despacho Universal entre otros puestos destacados en la Corte de Carlos II. Así, la rama troncal de la familia Vargas tuvo a su cuidado la capilla a lo largo del tiempo.

El entorno de la capilla, calle Pretil de Santisteban

No conocemos su aspecto inicial, por lo que pudo ser, en realidad, un oratorio construído, eso sí, sobre las «casas mayores» de los Vargas, cuyo escudo aún puede verse en la fachada contigua.

Se levantaba por tanto en un solar propiedad de la familia, sitio donde la tradición afirma que se encontraba la cuadra de los animales y donde, frecuentemente, el santo dormiría en su compañía para salir con ellos al alba. Al construír en 1856 un inmueble de cuatro pisos por iniciativa de D. Ignacio López de Zárate y Vargas para uso propio, fue integrada en el mismo.

Está situada en el bajo del edificio, a un nivel inferior al del suelo, con una bóveda esquifada, ventanales de vidrieras, y un altar neoclásico similar al del oratorio de la casa del Conde de Paredes, antes de los Vargas y Lujanes, actual Museo de San Isidro y los Origenes de Madrid. En el lugar que ocupa ese oratorio es tradición que vivió y murió el Santo. También puede relacionarse con el altar de la capilla del hospital de la V.O.T. (Venerable Orden Tercera), obra de Patricio Rodríguez, discípulo de Ventura Rodríguez.  Don Íñigo López de Zárate, fallecido en 1669, fue el promotor de esta capilla y aún se conserva su retrato en el hospital, así como el muy solemne de Don Juan Antonio.

Obras de arte que guarda la capilla

De las paredes de la Cuadra cuelgan unas curiosas pinturas historicistas que relatan los milagros de San Isidro, obra de Manuel Rodríguez Castellano, mientras que una copia del Cristo de Velázquez a su tamaño original, pintado por José Luis de Aantamaría, que ocupa toda una pared. Destacan dos retratos del siglo XVII representando a Don Diego y Don Juan respectivamente. Las imágenes de los santos esposos Isidro y María de la Cabeza son neoclásicas, de buena talla, el San José procede de Nápoles y la imagen de la Inmaculada es similar, aunque de menor tamaño, a la de la capilla del cercano hospital de la VOT, obra de Salvador Páramo López (1867), a quien atribuímos la primera.

Juana María Teresa Pérez Balsera Caballero, descendiente de los fundadores.

Pero nada de esto podría ser posible contemplar si no hubiera constituido el proyecto vital de una descendiente de los López de Zárate y los Vargas, Juana María Teresa Pérez- Balsera Caballero y López de Zárate, a quien deseamos rendir un homenaje desde estas páginas por su altruismo y generosidad.

María Teresa, persona de gran cultura, especialmente musical, era catedrático de instituto y ocupaba buena parte de su tiempo en la enseñanza de grupos desfavorecidos.

Propietaria en proindiviso, junto a su madre y hermanos, de la mayoría del inmueble que se construyó en 1856 y que integra la capilla, cedió una buena parte de sus bienes para conseguir el dominio pleno sobre la capilla, pues ya en 1972, según recuerda Aparisi Laporta, la familia había dirigido una carta al Alcalde de Madrid solicitando protección para la Capilla, pues alguno de estos condueños deseaba sacar el recinto y su contenido a publica subasta.

Pasado el tiempo, y a medida de que su familia fue abandonando este mundo, María Teresa continuó con el proyecto de preservar, tanto el espacio en sí como los enseres que contenía, donándolo a su muerte a la institución que estimara más adecuada.

El 27 de enero de 2000 tuvo la alegría de ver su esfuerzo recompensado, pues la Comunidad Autónoma de Madrid declaraba la Capilla y su contenido Bien de Interés Cultural con la categoría de Sitio Histórico.

Falleció el 29 de octubre de 2009 y su cuerpo descansa en la propia capilla a la que dedicó parte de su vida.

El legado de María Teresa Pérez Balsera

Después de sopesar distintas posibilidades, resolvió nombrar heredera de sus bienes (excepción hecha de algunos legados) a la Real, muy Ilustre y Primitiva Congregación de San Isidro de Naturales de Madrid, con la condición de conservar adecuadamente la capilla y su contenido, abrirla al público al menos el día de la festividad del Santo, y crear un museo o sala de interpretación de la misma, bajo el nombre «Legado María Teresa Pérez- Balsera»con objetos de interés histórico y obras de arte provenientes de su herencia familiar. La capilla fué remozada, y el Legado fué inaugurado en 2019, si bien aún no se ha abierto al público.

Desde estas páginas, y como parte del pueblo de Madrid, Gracias, María Teresa.

Selección de fuentes:

Sobre los personajes: http://dbe.rah.es/biografias/4973/diego-de-vargas-zapata-y-lujan-ponce-de-leon

htp://dbe.rah.es/biografias/38059/juan-antonio-lopez-de-zarate-y-alvarez-de-medina

https://www.geni.com/people/Ignacio-L%C3%B3pez-de-Z%C3%A1rate-marqu%C3%A9s-de-la-Villanueva-de-la-Sagra/6000000016156558015

De Mª Teresa Pérez Balsera: archivos privados, memorias de la autora.

Decreto 8/2000, de 27 de enero, por el que se declara Bien de Interés Cultural en la categoría de Sitio Histórico a favor de “La Capilla de la Cuadra de San Isidro”.

Álvarez y Baena, J. A., Hijos de MadridIlustres en Santidad, Dignidades, Armas, Ciencia y Arte , Madrid, 1790 (reed. Madrid, Atlas, 1973 )tomos II y III, T, II, pp. 397, 407 ; T. III, p. 268

Escudero, J. A., Los secretarios de Estado y del Despacho, ts. I y II, Madrid, IEA, 1969, pp. 267, 387,521, etc.

Maura y Gamazo, G., Duque de Maura, Vida y reinado de Carlos II, Madrid, Espasa Calpe, 1954, pp. 134, 160, 181

Sobre la historia de la Capilla:

https://institutoestudiosmadrileños.es/wp-content/uploads/2020/07/San-Isidro-completo-con-cubiertas.pdf

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.